Seguidores

Collado del Ciervo, 19 de agosto de 2013

Tras un tiempo parado, yo, porque Paco no hay quien lo pare, decidimos hacer el ascenso al Mulhacen (3478 m) cogiendo la lanzadera que sale de la Hoya de la Mora y nos deja en las Posiciones del Veleta.
Cogimos la primera lanzadera, 8 de la mañana, y tras una ascensión en la que la monitora nos iba aleccionando de la flora y fauna de la sierra y otras curiosidades, llegamos a las posiciones. Empezamos a andar y todo se presentaba perfectamente para subir a la montaña mas alta de la Península Ibérica. Pero... esto es Sierra Nevada, alta montaña, y el tiempo es muy caprichoso, varía en cuestión de minutos.
Una vez empezamos a bajar desde el refugio de la Carihuela vimos lo que en aquellos momentos era una "nube graciosa encima del Mulhacen". Fué pasar el Paso de los Guias y esa pequeña nube fué llamando a sus parientes más grandes y negros, transformandose poco a poco en una tormenta impresionante.
Conforme subiamos Loma Pelá la cosa iba a pero. Al llegar a la laguna de la Caldera, decidimos que no estaba el tiempo para muchas florituras. Así y todo subimos hasta el Collado del Ciervo, donde empieza la verea que sube al Mulhacen. Nos asomamos al Vasar del Mulhacen, con unas vistas increibles de los dos gigantes (Mulhacen y Alcazaba) y de la laguna de la Mosca. El sonido de la tormenta en ese lugar era impresionante, no llovía, pero los truenos ensordecedores hacían presagiar que nos mojaríamos.
Nos cruzamos con unos compañeros que bajaban del pico y nos comentaron que la tormenta eléctrica que había en la cima hacía que a la gente se le pusiesen los pelos de punta, lo cual, añadido a que en cualquier momento empezaría a llover, nos hizo desistir del intento, así que hasta el año que viene que lo volveremos a intentar.
Nos bajamos al refugio de la Caldera, que se iba llenando poco a poco de gente que bajaba del Mulhacen, y los que llegaban para intentar la subida, que se informaban del tiempo y, como nosotros, se pensaban que hacer.
Decidimos hacer el camino de vuelta siguiendo la antigua carretera que llega a Capileira pero en dirección Granada. LLegamos al refugio de Corta Vientos e hicimos una pequeña parada, porque teníamos tiempo de sobra para volver y cual fué nuestra sorpresa que observamos una pequeña "nevada" en los tajos de la Virgen, la primera del año.
Seguimos el camino y llegando al refugio de la Carihuela, a menos de 5 minutos, empezó a llover. Menos mal que nos dió tiempo de llegar al refugio !!!. La lluvia duró más de media hora, la que pasamos acompañados de otros compañeros a los que tambien les había sorprendido la tormeta.
Bajamos hasta la parada de la lanzadera y nos bajamos hasta el coche, que nos devolvio a casa.
Unas imagenes de este día y, como no, el enlace al resto de las fotos.













 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada